Experto japonés indica que la mejor medida contra un tsunami es “evacuación correcta”

Costa_Miyako_Terremoto_2011

Una evacuación “correcta y ordenada” es la mejor medida de prevención ante la amenaza de un tsunami como el que asoló la costa este de Japón el 11 de marzo de 2011 y dejó tras de sí más de 15.000 víctimas mortales, ha explicado uno de los principales expertos mundiales en maremotos.

Shigeo Takahashi, Doctor en ingeniería por la Universidad de Tokio y experto en este tipo de fenómenos, ha recordado que, una vez dada la alarma, los ciudadanos disponen de un tiempo medio de 30 minutos para dirigirse hacia un terreno elevado que les permita ponerse a salvo, “considerando un edificio de entre 15 y 20 metros como una altura mínima de seguridad”.

Las barreras físicas contra los tsunamis, como la instalación de muros y rompeolas de más de 15 metros de altura, son “una parte importante” a la hora de diseñar un dispositivo eficiente de defensa costera pero, en palabras de Takahashi, “el mejor plan de contingencia frente a un tsunami es una evacuación eficiente, correcta y ordenada de la zona afectada”.

Tsunami de 2011

Japón posee uno de los sistemas más avanzados del mundo para defender su litoral ante la amenaza de los maremotos, debido a su ubicación geográfica sobre el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, que concentra una de las principales zonas de actividad sísmica y volcánica del planeta.

Sin embargo, el tamaño del sismo y posterior tsunami que le golpeó en 2011 evidenció “la exigencia de mejorar las estructuras defensivas costeras” puesto que superó el entonces recién construido rompeolas contra maremotos en el puerto industrial de Kamaishi, los diques que protegían el aeropuerto Internacional de Sendai y, sobre todo, el muro que protegía la central nuclear de Fukushima, con “desastrosas consecuencias”.

Este experto ha asegurado que las defensas de las centrales nucleares “fueron renovadas tras la catástrofe”, si bien algunas de ellas cesaron su actividad y ello provocó una subida del precio de la luz que “fue asumida con naturalidad por la población, que prefiere pagar más a asumir los efectos de este tipo de desastres”.

Por ello, ha insistido en la necesidad de “construir resiliencia” para asumir las situaciones críticas y sobreponerse con flexibilidad, tanto en lo relativo a las defensas físicas contra el excesivo oleaje como en la actitud de la población que puede sufrirlo.

Además ha precisado que es necesario un mínimo de 7 grados en la escala de Richter para que un terremoto provoque una amenaza “seria” de tsunami, si bien “esta clase de movimientos sísmicos suceden de forma cíclica cada 100 ó 300 años”, como término medio.

El doctor Takahashi acaba de ser galardonado en España con el Premio en Ingeniería Civil de la Fundación José Entrecanales en reconocimiento a su amplia trayectoria profesional y especialmente por su contribución a la previsión de desastres costeros.

El jurado le ha reconocido como “referente internacional” en este campo tras casi 50 años de experiencia en el estudio y prevención de tsunamis, un fenómeno natural íntimamente ligado a la historia reciente del país nipón.

Fuente: Efeverde
Edición: Chile Temblores

One thought on “Experto japonés indica que la mejor medida contra un tsunami es “evacuación correcta”

  • Con todo mi respeto hacia el Doctor Takahashi y sus sobrados méritos académicos y siendo el suscrito sólo un Especialista en Prevención de Desastres, calificado en Japón, debo puntualizar que en el terremoto de Coquimbo, Chile, se comprobó la casi simultaneidad de ocurrencia entre el terremoto y el maremoto. Es decir, en nuestro caso, el tiempo de evacuación fue mínimo -menor a 5 min.-, al menos para aquellos que se encontraban en el borde costero. Este hecho confirma lo sostenido por el Prof. Emilio Lorca (QEPD), ex Director del Inst. de Sismología, UCh. y del SHOA, quien advertía en sus entrevistas que ante una alerta de maremoto, de ocurrir un sismo frente a la costa chilena, el tiempo de reacción para evacuar, no pasaría de 5 minutos, debido a la cercanía de nuestro territorio a la Fosa del Pacífico Chile-Perú, la que se extiende a lo largo de buena parte de nuestro litoral. Ésta es nuestra realidad ante un tsunami de origen “local”. Para un maremoto de ocurrencia fuera de nuestras costas, los tiempos de evacuación son variables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *